viernes, 13 de julio de 2012

Consciente

Me pasan varias cosas.

La más importante es que quiero ser mamá. Por eso, desde hace un par de meses, ya no tomo ningún medicamento. No ha sido fácil, pero la verdad es que pensé que sería peor. Creo que en los años que han pasado desde el diagnóstico, he aprendido a entender cómo funciona mi mente y a distinguir cuándo habla mi intuición y cuándo habla el TOC.

Otra es que me he dado cuenta de que en muchas ocasiones la realidad supera a la ficción y que por terribles y absurdos que sean los escenarios que me imagino, lo cierto es que el principal peligro de estar viva es la vida. Y es un riesgo que estoy dispuesta a correr.

Creo que el tiempo sirve. Sé que el camino se viene complejo, pero también sé que avanzar un paso a la vez es la mejor forma de lograr que cada próximo día sea mejor que el anterior.

1 comentario:

  1. Estaba leyendo y quizá acostumbrado a lo literario me fijaba en las cosas equivocadas, porque claro, además escribes bien.
    Con todo, supongo que lo importante es la honestidad y ver(se) de la forma correcta.
    Un abrazo y suerte en lo que viene.

    ResponderEliminar